Home » Ley de Atracción

Ley de Atracción

Que es la ley de atracción ? Se ha dicho que los pensamientos son una fuente de energía muy fuerte en el mundo. Se cree que la ley de atracción tiene un origen pseudocientífico, mediante el cual, los pensamientos (conscientes e inconscientes) afectan a las personas en su accionar diario, hasta ahora no se le atribuye base científica. Según los investigadores, su origen data desde el hinduismo, aunque se han visto rasgos de estas creencias en casi todas las religiones y movimientos hasta nuestros días.

ley de atraccion

Se cree que la energía positiva o negativa que emite una persona, se libera hacia el universo y es capaz de atraer otra energía similar a la emitida.

La ley de atracción no es cosa de casualidad, ni de magia, ni conjuros que sólo se dicen, se trata de la convicción y la esperanza con la que deseamos que se nos cumplan nuestros deseos. Para ello hay que tener fe y ser constantes en lo que hacemos.

Se debe comenzar con el fin en la mente, imaginarlo completamente y decretarlo como si fuese un hecho concreto y consumado, como que ya se tiene. De esa manera podemos concentrar toda la intención en el objeto del deseo por conseguir; y con el complemento de la fe, tener la certeza del hecho realizado.

En realidad no es tan fácil, pero si se quiere lograr el objetivo que aún no existe, se tiene que hacer un acto de convencerse uno mismo primero y luego proclamarlo para atraer lo que tanto se desea. Haciendo uso del pensamiento positivo y rechazando cuando vienen pensamientos negativos a la mente.

¿Quiénes pueden aplicar esta ley?

Esta ley es aplicable por cualquier persona, en cualquier esfera de la vida, tanto personal, como familiar, laboral y sentimental, inclusive en el plano de la espiritualidad.

Además, no basta con declarar lo que se desea, se debe sentir, hasta interiorizarlo para lograr el convencimiento propio de que se tiene la cosa, de que ya se dio y luego trabajar en su materialización.

En el acto de atracción se deben combinar todos los sentidos, con la cabeza se piensa, con la mente se imagina, con el corazón se siente y con la boca se proclama hasta el convencimiento total antes de que pase la emoción.

Para lograr este estado de convencimiento, es necesario que la persona esté relajada y pueda concentrarse en la imaginación del objetivo que se desea, preferiblemente en un lugar de paz y tranquilidad. Es necesario tener la mente en blanco, libre de preocupaciones y no pensar en las tareas o actividades habituales que se hacen, ni en los quehaceres del hogar, ni en los hijos o familiares, etc. Esta imaginación debe ser dibujada en la mente en forma muy detallada, con todos los elementos y características que debe contener el objeto deseado, debe ser bien preciso y específico, no debe ser genérico ni global para que pueda ser efectivo. El cerebro pinta la imagen basándose en las palabras que percibe.

¿Y después que lo decreto qué?

Eso sí, después de hacer este ejercicio de atracción mental, se debe estar preparado para aceptarlo y recibirlo tal cual se lo ha imaginado, no se debe sorprender porque precisamente así fue que se imaginó y deseó. No debe haber duda de ningún tipo, si existe la duda o la desesperanza, se desploma el objeto del deseo y nunca se logrará. Lo que si se debe hacer mientras se espera, es pregonarlo y manifestarlo para así fijarlo en la mente y se fortalezca la certeza cada día más hasta su concreción total.

¿Qué cosas se pueden pedir y desear?

Todo lo que se pueda imaginar, he allí el acto desafiante y el trabajo que se debe hacer para imaginar y describir en forma detallada lo que se desea.

Principalmente las personas se enfocan en los trabajos, parejas, prosperidad, viviendas, crecimiento personal y curación de enfermedades entre otros. Pero el campo de acción es tan vasto que sólo se limita por la infinidad de su mente.

Ley de atracción escribir en un papel

Siempre se ha dicho que las palabras se las lleva el viento, y lo que no está escrito no existe, pero para que puedan prevalecer, deben estar escritas sobre papel, lo escrito permanece. De esta virtud se vale la ley de atracción como método para fijar en la mente lo que se desea con todo el corazón. Podemos recordar que en los tiempos antiguos en la época de faraones y reyes, se le indicaba a los escribanos para que plasmaran la orden real y se concluía con la frase, “así sea escrito y así se hará”, asignando todo el poder a la palabra escrita. Escriba o perezca!

De esta misma forma, para lograr el objeto del deseo en esta ley de atracción, se debe escribir sobre papel lo que se quiere con todos sus detalles. Debe ser en forma afirmativa, en tiempo presente y agradeciendo por el hecho de sentir que ya se tiene.

El poder de la palabra escrita es más fuerte que el poder de la fuerza bruta en batalla.

Método 55×5

Para usar este método, primero se debe buscar un ambiente agradable y acogedor, relajase hasta lograr un nivel de estabilidad emocional que puede ser ayudado con la práctica del Yoga, para luego imaginar lo que se desea, transformarlo en una frase sencilla, en primera persona, en forma afirmativa y en tiempo presente, decretarlo, sentirlo, vivirlo para luego escribirlo sobre papel, 55 veces seguidas durante 5 días continuos. Finalmente, se debe desentender momentáneamente del asunto y esperar con fe a la concreción del hecho, o algún elemento disparador o indicio o señal que nos permita movernos y tomar acción para darle concreción total al asunto que estamos deseando. El papel se puede guardar para revisarlo posteriormente o se puede desechar, lo importante es que ya se ha internalizado.

Una frase típica que se puede escribir según este método podría ser:

“Me gusta mi nuevo empleo en la empresa XX y estoy muy feliz por obtenerlo”.

Método 33×3

Similar al método anterior, luego de concretar el objeto del deseo, se debe escribir en papel, 33 veces seguidas la frase seleccionada por 3 días consecutivos. Al escribirla, se decreta y se internaliza, pensando y sintiendo esa emoción recibida.

A partir de allí, se pueden hacer combinaciones numéricas distintas, usando los mismos números, los cuales tienen efecto cabalístico.

¿Cuál es el sentido de la repetición?

La repetición es importante porque es mediante ella, que se forma en la mente la imagen concreta del objeto del deseo visualizado en toda su expresión. Se debe recordar que el ser humano desde sus inicios, mediante la repetición es que aprende, grafica la imagen y la fija en la mente.

Esta es la técnica principal, la cual se debe seguir al pie de la letra para lograr resultados efectivos.

Como esta ley aplica a todo ser viviente consciente o no, se le ha llegado a considerar una ley universal al igual que la ley de la gravedad, y será efectiva sólo si se cree en ella, de lo contrario no surtirá efecto alguno, así que puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Muchas personas la han aplicado y han tenido cambios sustanciales en sus vidas, lo que los impulsa a seguirla aplicando, mientras que otras no han tenido los resultados deseados y siguen sus vidas sin cambios como si nada hubiese pasado.

Por este camino se puede alcanzar la prosperidad y una vida mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *